David Cochrane – HORARIA CLÁSICA: EL ORNAMENTO MÁGICO EN EL ÁRBOL DE NAVIDAD DE LA VIDA

Al explorar en profundidad muchas tradiciones y modelos astrológicos diferentes, he encontrado puntos extraordinarios de coincidencia e interconexión entre las ideas.

INTRODUCCIÓN

Paradigma adivinatorio o científico:

Entre los diversos enfoques de la astrología, ninguno parecería más dispar que el adivinatorio y el científico. En un extremo está el astrólogo que usa la carta astrológica como un mándala mágico con una historia escrita por los personajes (planetas) en el escenario de la vida, siendo coloreado y caracterizado por los signos y casas que ocupan y rigen, e interactuando con un otro a través de los aspectos. En el otro extremo está el astrólogo científico que puede ver la carta astrológica como corrientes de energía cósmica. Se podría considerar que los enfoques psicológico, mitológico y  otras aproximaciones a la astrología se encuentran en algún lugar entre estos dos extremos.

Parece que la mayoría de los astrólogos están inclinados a un enfoque adivinatorio y/o psicológico de la carta natal, y pocos se acercan a la interpretación de la carta visualizándola principalmente como un proceso energético o en algún otro paradigma que se asemeje mucho a una visión científica moderna. Sin embargo, los enfoques adivinatorio y científico parecen ser dos extremos de un espectro. Diferentes astrólogos caen en varios extremos del espectro en su enfoque de la carta astral, y algunos astrólogos utilizan un enfoque ecléctico al basarse en diferentes paradigmas y premisas filosóficas según el contexto del trabajo que están haciendo.

LO ADIVINATORIO Y EL PARADIGMA DE LA CIENCIA

Curiosamente, en las ciencias duras no existe una distinción clara entre lo adivinatorio y lo científico. Aunque la adivinación parece superficialmente la antítesis de la ciencia, no es completamente ajena a las ciencias duras.

¿Cómo puede la ciencia ser adivinatoria?

Al analizar un fenómeno diferenciado y mensurable, la ciencia generalmente emplea una fórmula clara que mide con precisión. Tenga en cuenta que las mediciones no siempre involucran causa y efecto, como se cree amplia y erróneamente.

Las leyes del movimiento de Kepler y la teoría de la gravedad de Newton no especifican cuál es el mecanismo causal; simplemente establecen una fórmula que funciona. Newton enfatizó que no podía imaginar un mecanismo causal para la acción instantánea de la gravedad que opera a distancia (un concepto mágico ajeno al sentido común), por lo que tuvo que asumir que habría uno esperando a ser descubierto en el futuro. Newton tenía razón en que se descubriría un mecanismo, pero no se basaba en un concepto de causa y efecto, sino más bien en el modelo de flexión de mente y espacio de la teoría de la relatividad de Einstein.

El teorema de Bell, que indica que existen relaciones instantáneas entre actividades que están separadas en el espacio, ha sido fuertemente respaldado por la investigación y el análisis científicos. Según la ciencia, el universo en realidad no es como lo percibimos los humanos. En realidad, el universo es mucho más mágico de lo que el intelecto de un ser humano puede imaginar. Los científicos no necesitan preocuparse por las implicaciones filosóficas de sus descubrimientos. No es asunto de la ciencia filosofar sobre lo descubierto; es del dominio de la ciencia comprender la realidad, no preocuparse por el impacto de la ciencia en la filosofía y la religión. Sin embargo, todos los científicos están de acuerdo en que las implicaciones de la ciencia moderna perturban nuestras nociones de sentido común de lo que es la realidad.

Si bien el mundo en su conjunto es mágico, podemos aplicar una fórmula simple para medir y predecir fenómenos y podemos usar la ley de causa y efecto también dentro de ciertos marcos para resolver muchos problemas prácticos.

En resumen, la ciencia moderna no tiene problemas para saltar entre un paradigma simple y concreto y un paradigma mágico según sea necesario, y continuar utilizando métodos cuantitativos dentro de todos estos paradigmas.

De manera similar, los astrólogos no necesitan enfrentar lo adivinatorio y lo científico entre sí. Aunque estos dos enfoques parecen diametralmente opuestos, uno no necesita sentir que se resuelve esta aparente contradicción. Irónicamente, son las limitaciones de nuestras facultades lógicas finitas, combinadas con una visión estrecha y una comprensión de la amplitud de la astrología, lo que nos inclina a estar seguros de que lo adivinatorio y lo científico no pueden funcionar simultáneamente y a sentir que debemos elegir uno o lo otro.

En realidad, el tapiz casi infinitamente complejo de la vida está tan finamente integrado y funciona como un proceso holístico masivo de acuerdo con el Teorema de Bell, que los métodos analíticos de la ciencia simplemente siguen los hilos en este tapiz cósmico y desenredan las relaciones dentro de un dominio muy pequeño dentro de un sistema universal unificado más grande. Este es un paradigma viable para la ciencia y es un paradigma viable para la astrología.

LA ASTROLOGÍA NATAL Y EL MODELO PSICOLÓGICO

Al analizar una carta natal, algunos astrólogos durante décadas han empleado con éxito métodos analíticos que ven la carta en términos de procesos. El astrólogo estadounidense Dane Rudhyar enfatizó que los signos del zodíaco, los significados de los grados de los Símbolos Sabianos, las doce casas y otras influencias astrológicas se entienden mejor como ciclos de vida, o el “pulso de la vida”, como solía referirse a él. Tauro se basa en lo que Aries inició, etc. Rudhyar enfatizó la carta astrológica como un proceso psicológico. Liz Greene, la gran astróloga británica contemporánea, considera que las influencias astrológicas revelan historias míticas dentro de la carta natal, y estas historias se basan en procesos dinámicos dentro de la psique humana.

Tanto Rudhyar como Greene introducen una sensación de dinamismo y proceso en la interpretación astrológica en lugar de propiedades estáticas. En lugar de ver a Géminis como una serie de adjetivos (ingenioso, versátil, etc.), se puede ver a Géminis como una función de la curiosidad y el descubrimiento del mundo que nos rodea. Los adjetivos son verdaderos pero principalmente como resultado de un proceso psicológico.

LA ASTROLOGÍA NATAL Y EL MÉTODO CIENTÍFICO

Un modelo científico de astrología puede ir un paso más allá y postular que los procesos dinámicos de la astrología no son principalmente psicológicos, sino más bien son procesos de energía cósmica. Estos procesos de energía cósmica, al afectar a un ser humano, activan la psique del ser humano. La psique humana opera principalmente mediante imágenes e historias y solo secundariamente de una manera lógica, verbal y cognitiva. El impacto de estas fuerzas cósmicas en la psique humana inspira y dirige los mitos en la psique humana. Según este modelo científico, los planetas y las estrellas no son dioses en absoluto; los dioses están dentro de nosotros mismos.

Los dioses y los mitos solo parecen estar en los planetas y las estrellas porque sus movimientos se correlacionan con los cambios y el desarrollo de nuestra psique. Si los planetas y las estrellas son inherentemente de naturaleza mítica o son el combustible sobre el que construimos nuestros mitos e historias puede parecer un punto discutible y de poca importancia para algunos astrólogos practicantes, pero la aplicación de habilidades de pensamiento crítico para entender más claramente los mecanismos mediante los cuales funciona la astrología, tiene efectos profundos en las consultas y en la comprensión de las influencias astrológicas propias.

HORARIA: UN PUNTO DE ADIVINACIÓN

En astrología horaria, uno se enfrenta a la cuestión del momento. Una carta horaria es un poco como preguntar “¿Cuál es la suma total del impacto de este momento en mi ubicación?”. La carta natal, por otro lado, cumple su misión durante la vida de una persona e interactúa de manera más compleja con las influencias genéticas y ambientales, y con los ciclos y experiencias que el individuo tiene a lo largo de la vida.

La carta natal es muy susceptible al enfoque psicológico y científico. La carta horaria, por otro lado, se puede interpretar de manera muy simple y directa. Si la Luna se está acercando en sextil a Saturno, y Saturno rige la primera casa, y la Luna rige la séptima casa, el sujeto consultado (la persona sobre la cual se pregunta) se está acercando al consultante (la persona que hace la pregunta). A través de la interconexión instantánea de un universo completo y completamente integrado (un concepto viable, pero no probado, dado el teorema de Bell y otros conceptos científicos), la carta puede “hablar” al astrólogo en términos bastante literales.

En astrología horaria uno puede prescindir de muchos detalles, como aspectos menores, etc., porque la pregunta suele ser sobre el resultado de una situación, no sobre la calidad y la estrategia a emplear. Si la pregunta es “¿Debería casarme con esta dama?”, se puede ver el impulso de la energía en términos muy literales en la carta horaria. El armónico ocho (conjunciones, oposiciones, cuadraturas, etc.) indica los patrones energéticos fundamentales y qué procesos son fundamentales, mientras que los sextiles y trinos indican las energías de apoyo fundamentales para habilitar la actividad. Los problemas más sutiles de cuán creativos y juguetones son los individuos (quintiles y biquintiles), etc., son relativamente poco importantes.

Las reglas de la astrología horaria son como un hermoso e intrincado adorno navideño en un árbol. La astrología horaria puede ser estimulante. Se responden las preguntas y se puede proceder con mayor claridad. El Universo proporciona una respuesta. La experiencia es mágica y está más allá de la razón humana. La astrología horaria, en virtud de su estrecho enfoque y concentración en el momento actual, se basa en las influencias astrológicas relevantes que describen el momento. Sorprendentemente, las reglas se pueden tomar de forma bastante literal, en lugar de metafóricamente, y sin todas las diversas opciones que se necesitan al interpretar una carta natal.

Curiosamente, aplicar las reglas de la astrología horaria a las cartas natales tiene un éxito más limitado que cuando se aplica a la astrología horaria. Esta no es solo mi opinión; ¡por eso las reglas son para la astrología horaria y no para la astrología natal! De manera similar, la aplicación de las reglas de la astrología natal a la astrología horaria también tiene un éxito más limitado.

Los científicos no tienen problemas para cambiar entre el uso de las leyes de la gravedad de Newton y la teoría de la relatividad de Einstein, dependiendo de la aplicación y precisión deseada y en términos de lo que es apropiado para responder a la pregunta que se hace. Los astrólogos también deben ganar esta misma versatilidad para superar el actual abismo entre los astrólogos adivinatorios, los astrólogos psicológicos y los astrólogos científicos.

El efecto embriagador de la astrología horaria

A medida que uno trabaja con la astrología horaria clásica, puede volverse tan fácil y delicado al usar las reglas que uno se convierte como en un gran maestro de ajedrez o un brillante artista que sabe cómo trabajar hábilmente a través de las reglas para proporcionar rápidamente respuestas precisas y útiles. Las reglas son tan literales y requieren tan poca ambigüedad de interpretación que los métodos de los astrólogos psicológicos parecen extraordinariamente torpes y tontos.

Entrar en el mundo de la astrología horaria clásica es análogo a acercarse cada vez más a un adorno navideño brillante y asombrosamente hermoso en el árbol de la vida. A medida que uno se sumerge más en las técnicas horarias clásicas, es como si uno entrara dentro de este adorno navideño y todo se verá perfecto, entero y completo. Poco sabe el devoto de la astrología horaria que se ha cautivado con un adorno muy espectacular en un vasto universo cósmico que contiene un sinfín de secretos y mecanismos que trascienden con mucho el dominio en el que nos hemos incrustado. Por otro lado, el experto astrólogo horario ha demarcado muchos entresijos de este fascinante y bello mundo en el que habitan.

¡Sacudiendo el barco de la Astrología Horaria suavemente!

William Lilly, el gran icono de la astrología horaria clásica, no era, de hecho, un perfecto purista. Él experimentaría con una técnica moderna como el aspecto de quintiles. El aspecto del quintil es un anatema para algunos astrólogos horarios porque introduce un concepto ajeno a la bien establecida “base 12” de la astrología horaria. El astrólogo horario puede sentir que el gran maestro tuvo sus momentos de debilidad. En realidad, Lilly estaba mirando más allá de los confines del maravilloso mundo de las reglas horarias clásicas, con el objetivo de incorporar una perspectiva más amplia y, con suerte, también mejorar los métodos que empleaba.

Uno no debería sacudir el barco de estas reglas clásicas con una actitud arrogante. Los astrólogos modernos pueden sentirse tentados, como el niño proverbial en la tienda de dulces, a probar todas las técnicas astrológicas intrigantes y mezclarlas a voluntad. Sin embargo, un astrólogo no puede desarrollar rápidamente una nueva metodología que remplace a la sabiduría acumulada. La astrología se basa principalmente en evidencia anecdótica e inspiraciones periódicas de muchos grandes pensadores y uno debe proceder con cautela. Mi punto de vista es que no debemos revertir un conjunto particular de reglas astrológicas y resistirnos a adaptarlas y desarrollarlas, ni debemos tener tanta arrogancia como para imaginar que podemos construir nuevas estructuras sin precedentes de manera fácil y rápida.

Al explorar en profundidad muchas tradiciones y modelos astrológicos diferentes, he encontrado puntos extraordinarios de coincidencia e interconexión entre las ideas. Muchas contradicciones son solo contradicciones aparentes desde un punto de vista particular.

 

David Cochrane tiene un canal de YouTube donde puedes encontrar mucha información interesante, tutoriales, etc. sobre astrología. ¡Echa un vistazo!

Traducción al español: Mónica Vega, [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *